Martinete

El martinete, como palo flamenco, es un cante con copla, de cuatro versos de ocho sílabas.

Está considerado como una modalidad de la toná, como ocurre con la carcelera, y con origen en las herrerías o fraguas. Sus letras se caracterizan por tener un contenido triste y por un tono monocorde, finalizando en «quejíos» largos. Al ser una toná, se canta sin el acompañamiento de guitarra, aunque sí se acompaña a veces con los sonidos propios de la fragua, como un martinete golpeando metal.