Cantes de ida y vuelta

Los cantes de ida y vuelta, son un conjunto de palos flamencos, que tienen su origen en la música popular hispanoamericana. Se consideran dentro de este grupo, los siguientes palos: la milonga, la rumba, la vidalita, la guajira y la colombiana.

Es empleada la expresión “ida y vuelta”, por la creencia antigua de que estos estilos llegaron a América por los emigrantes españoles. Se transformaron allí, y con el regreso de estos emigrantes y la vuelta a los orígenes, se conformaron los palos, y se alcanzaron las formas que se conocían en España.