La fusión flamenca, el nuevo flamenco, y el flamenco hoy

En España en los años 70, se respiraban aires de cambio a nivel político, social y en la sociedad en sí. Ésta ya estaba influida notablemente por los diversos estilos de música que venían de Europa y Estados Unidos. La combinación de este factor con el flamenco, fue lo que desembocó en la “fusión flamenca”.

Rocío Jurado, fue la cantante que internacionalizó el flamenco a principios de los setenta. Sustituía la bata de cola por el vestido de noche. Su interpretación de los “Fandangos de Huelva”, y de las “Alegrías” se reconoció a nivel mundial, por tener una tesitura de voz perfecta para estos géneros. Se solía acompañar por Tomatito, y Enrique Melchor; tanto en España como en Venezuela, Colombia y Puerto Rico.

Jose Antonio Pulpón, fue un representante musical decisivo en la fusión. Instó al cantaor Agujetas para colaborar con el grupo de rock andaluz «Smash”. Propició también la unión artística entre Paco de Lucía y Camarón de la Isla, quienes le dieron un impulso de creatividad al flamenco, suponiendo la ruptura definitiva con el conservadurismo de Mairena.

Paco de Lucía y Camarón (Wikimedia Commons)
Paco de Lucía y Camarón (Wikimedia Commons)

Camarón, fue cantaor mítico por su personalidad y su arte. Tuvo su legión de seguidores. Paco de Lucía por su parte, fue quien reconfiguró toda la música del flamenco, para abrirse a las nuevas influencias culturales: el jazz, la música brasileña y la árabe. Introdujo también nuevos instrumentos, como la flauta travesera o el cajón peruano.

Otros artistas también destacados, fueron Juan Peña El Lebrijano, quien fusionó el flamenco con música andalusí. Y Enrique Morente, que ha ido basculado entre el purismo propio de sus primeras canciones, y el mestizaje con rock.

En la década de los ochenta, nació una nueva generación de artistas, siguiendo la influencia del mítico Camarón, Morente, Paco de Lucía, etc. Estos artistas, tenían más interés por las músicas urbanas populares, en lo que se denominó la “Movida madrileña”. Destacaron Pata Negra, que fusionaron con el blues y el rock; Ketama, con inspiración cubana y pop; y Ray Heredia, dando al flamenco un lugar central.

A finales de los ochenta, y durante la siguiente década, la fonográfica Nuevos Medios, lanzó un montón de músicos con la etiqueta de “nuevo flamenco”. Agrupando de esta manera a músicos muy diferentes entre sí. Artistas del flamenco orquestado, músicos de rock, de pop o de música cubana; teniendo como nexo de unión el flamenco. Entre los artistas destacados, se encuentra Rosario Flores, o Malú (sobrina de Paco de Lucía e hija de Pepe de Lucía). Ésta última ha continuado el flamenco con su estilo personal, manteniéndose en la industria de la música por méritos propios.

El hecho de que El Cigala o José Mercé sean cantaores reconocidos, ha propiciado el que se etiquete como “flamenco” a todo lo que éstos interpretan, aunque su estilo difiera mucho del flamenco clásico.

Otros artistas y grupos más contemporáneos, como “O’Funkillo” u “Ojos de Brujo”, han seguido la línea de Diego Carrasco. Utilizan estilos musicales que no son flamencos, pero sí respetan el compás y la métrica de algunos palos tradicionales.

También hay otro grupo de cantaores académicos en la actualidad, como Miguel Poveda, Arcángel, Marina Heredia, Estrella Morente, Manuel Lombo o Mayte Martín. Sin renunciar a la fusión y al nuevo flamenco, tienen en sus interpretaciones un mayor peso de flamenco más clásico, suponiendo un regreso significativo a los orígenes.

A la consolidación del flamenco y la continua creación a su alrededor, se le une su expansión cada vez mayor a nivel mundial. Maria del Mar Fernández, en el año 2011 dio a conocer el estilo flamenco en la India. Actuó en el videoclip de presentación para la película “Sólo se vive una vez”, bajo el título de “Señortita”. La película fue vista por más de 73 millones de espectadores.

Por otro lado, cada día es mayor el interés por los poderes públicos en la promoción del flamenco, y en difundir sus valores culturales y patrimoniales. Tanto que existe una Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco, dentro de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

Actualmente incluso, en Jerez de la Frontera se constituye la Ciudad del Flamenco, que albergará el futuro Centro Nacional de Arte Flamenco, del Ministerio de Cultura. Desde esta institución se canalizarán y se ordenarán las iniciativas que se lleven a cabo sobre el flamenco.

Un dato más: la Comunidad Autónoma Andaluza, está estudiando incorporar el flamenco en la enseñanza obligatoria.