Taranta

La taranta como palo flamenco, tiene su origen en la provincia de Almería. La taranta es uno de los llamados cantes minero-levantinos, y es raíz de la cual parten todos estos cantes mineros.

Se crea a partir de una copla de 4 o 5 versos octosílabos. Se repite uno de ellos cuando se canta. El primero que comenzó a cantarla fue Rojo «el Alpargatero», basándose en los fandangos almerienses. Su interpretación es libre en sus tercios (versos de los que consta una copla de cante flamenco).