Granaína

La Granaína ó granadinas es un palo flamenco que deriva de los fandangos de Granada; concretamente del Albaicín, de la Peza, de Güéjar Sierra, de Almuñécar y de Rondar).

Se suele incluir en estilos malagueños, debido a que el modelo musical de su estilo se define por la malagueña flamenca: tercios largos y melismáticos, adornados y coloreados con tonos característicos.

Tuvo su desarrollo en las zambras de Granada y se popularizó a finales del siglo XIX por los cantaores Frasquito Yerbagüena y Paquillo el Gas. Más tarde fue difundido por Antonio Chacón, El Peña y Canalejas de Puerto Real.

De la granaína existen dos variantes: la granaína propiamente dicha, y la media granaína. Ambas tienen línea melódica clara y cambios de tonalidad, con un fraseo profundo y difícil.

Hay bastante controversia en cuanto a las diferencias entre una u otra. Algunos consideran que no hay apenas diferencias sustanciales en su estructura básica. Pero se indica por otra parte, que en la granaína los tercios se prolongan y las letras se relacionan con Granada. Mientras que, en la media granaína los tercios se acortan e interpretan temas más personales e íntimos.