Cantes Camperos

Los cantes camperos, son un estilo de cante que está inspirado en las canciones de brega o trabajo, que se interpretaba mientras se trillaba o se araba. Son tonadas del folclore andaluz, que cantaores como Bernardo el de los Lobitos, las integraron dentro del repertorio del flamenco. Se incluyeron en la Antología del Cante Flamenco (Hispavox, 1954). Eran cantados en campos de Córdoba y se extendieron a los de Jaén y Granada. No es un cante andaluz exclusivamente. Pero sí se debe considerar como una modalidad de toná (tonás camperas). Entre estos cantes se encuentran la trillera, la arriera o la aceitunera. Se denominan también cantes de faena.

Se trata de cantes libres, igual que las tonás que no tienen acompañamiento ni una métrica concreta. Las tonalidades que se admiten son tres: frigio andaluz, escala mayor y escala menor. Las letras usan preferiblemente seguidillas de 7-5-7-5. Dependiendo de su contexto, se pueden diferenciar distintos tipos de cantes camperos:

  • «El cante de Trilla», se interpretaba cuando se hacían las faenas de trilla. Se conoce también como trillera. Uno de los recreadores principales de este estilo fue Bernardo «el de los Lobitos». Su versión de cantes de trilla, le llevó a formar parte del corpus del cante flamenco desde que en el año 1954 fue incluido en la primera antología discográfica que se hizo del cante flamenco.
  • «Cante de siega». Se interpretaba durante las faenas de siega. Uno de los principales cantaores fue el jerezano Fernando de la Morena
  • «Arrieras». Son uno de los cantes de trilla con melodía particular. Su interpretación es sobre la letra “un segador segaba los trigos nuevos, y el sudor se secaba con su pañuelo”.
  • «Las aceituneras». Cante campero durante la recogida de la aceituna (Jaén).
  • «Las Pajaronas de Bujalance». Uno de los cantes camperos más apreciados.