Tablao Flamenco Villa-Rosa

El Tablao Villa Rosa, es uno de los establecimientos más castizos de Madrid. A lo largo del siglo XX, fue una antiguo colmado y tablao flamenco.

El Tablao Villa Rosa, se encuentra en el barrio de las Letras, justo en la esquina que forma el callejón de Álvarez Gato con la calle Núñez de Arce. Un lugar donde se respira su carácter histórico y legendario nada más llegar. Ya que todo el perímetro que ocupa la fachada de este tablao, en su planta baja, está decorado con paneles de azulejos muy coloristas, cuya obra cerámica corresponde al sevillano Alfonso Romero Mesa. Dicha azulejería, representa postales de las principales ciudades españolas.

Por este legendario tablao, han pasado artistas de primera fila como la Niña de los Peines, Bernardo de los Lobitos, Juan Gandulla “Habichuela”, los hermanos Luís y Antonio Molina, Lola Flores, Imperio Argentina, Antonio Mairena y Pepe Marchena.

Además del gran público amante del flamenco, a este tablao han asistido personalidades como el dictador Miguel Primo de Rivera, el rey Alfonso XIII, el escritor Ernest Hemingway, el torero Luís Miguel Dominguín y la actriz Ava Gardner.

Tuvo su época dorada durante el primer tercio del siglo XX, especialmente en la década de los años 20. Estuvo cerrado en varias ocasiones a lo largo de su historia. Pero en 1996, gracias a una restauración aceptable, se recuperó como tablao y restaurante, para ofrecer al público las mejores veladas flamencas.

 

Historia:

Primeramente, este enclave se fundó como freiduría y tasca en 1911 por el banderillero “Alvaradito” y los picaores Farfán y Céntimo, ocupando el mismo local de un viejo molino de chocolate.

Siete años más tarde, se convirtió en casa de comidas, y al año siguiente se transformó por Antonio Torres y Tomás Pajares (camareros del bar vecino Viña P.), al gusto del momento: al “estilo arábigo andaluz”, con “artesonado sostenido por columnas sobre las que cabalgan arcos apuntados lobulados”, y un mostrador de madera. Destacaron en la historia de la azulejería urbana de Madrid, especialmente los interiores, que fueron atribuidos al taller de Ruiz de Luna y Julián Santacruz, así como los ocho paneles con paisajes que decoran la fachada exterior. Estos últimos son obra de Alfonso Romero (1927).

No fue hasta 1921 cuando este local empezó a funcionar como tablao, momento en el que Antonio Chacón abandonó el tablao los Gabrieles, y se instaló en Villa Rosa. Según las fuentes propias del local, “la nueva etapa se inició con una fiesta organizada por el Conde de los Andes, buen aficionado, en honor de Chacón. Le acompañaron el gran guitarrista Ramón Montoya y el cantaor Manolo Pavón”. En el año 1963 se cerró el tablao por una temporada, y reabrió en 1964 hasta la década de los años setenta, sin su “antiguo esplendor”. En los años ochenta, se habilitó como sala de fiestas. Fue el momento en que Pedro Almodóvar lo usó como escenario para su película Tacones lejanos, concretamente para la escena protagonizada por Miguel Bosé, Victoria Abril y Marisa Paredes.

Posteriormente, se volvió a abrir como tablao, sin dejar de ser sala de fiestas, desde 2002 a 2009. Dos años más tarde, el empresario Jesús Rodríguez Cerezal, se hizo cargo de este local para devolverle su carácter primitivo e ilustre de tablao-restaurante.

Espectáculos

Espectáculo Flamenco en el Tablao Villa-Rosa

Información y reservas para el Espectáculo Flamenco en el mítico Tablao Villa-Rosa de Madrid. Situado en pleno centro, en el Barrio de las Letras.