Minera

La minera, es un palo de cante flamenco propio de la Sierra minera de Cartagena-La Unión. En el siglo XIX se desarrollaron los cantes minero-levantinos en esta sierra. Fue el resultado de las grandes migraciones a esta región de obreros andaluces, especialmente de almerienses.

La aparición de la minera, fue a mediados del siglo XIX, surgiendo como derivación de Fandangos locales, que ya existían en la Sierra de la Unión (Murcia). El creador de este palo de cante flamenco, fue el Rojo el Alpargatero. El hijo de éste, la conservó y le añadió variantes nuevas. En la década de los 50, la minera resurgió tras haber desaparecido durante unos años.

La estrofa de la minera es de cuatro o cinco versos octosílabos. Los temas suelen ser entorno a la mina y sus trabajadores. Es un cante sobrio y de interpretación difícil. Existen dos tipos de mineras: la derivada de los fandangos locales como anteriormente se ha indicado, que pertenece a los cantes del Levante, y dentro de ellos los llamados cantes de las minas. Estos últimos, constituyen una modalidad actualmente muy definida de la taranta.

Aunque actualmente la minera está en vigencia en la zona donde surgió, los cantaores de hoy, no suelen incluirla en sus actuaciones. Pero sí lo hacen algunos en su discografía. Es un cante que está muy supeditado a los límites de su lugar natal.